¡Ahora puedes compartir este contenido!

Nos encontramos en un momento en el que las empresas realmente se interesan mucho por la presentación y los mensajes que transmiten; no solo a través de su logotipo, del nombre o las estrategias de mercadotecnia, etc.

Sino que, actualmente, cada empresa conoce la importancia de la percepción corporativa y busca vender a través de la imagen de los empleados, quienes, también son parte del conjunto de elementos que brindan una primera impresión en los posibles clientes.

Existen diferentes elementos que se deben analizar y gestionar adecuadamente, para lograrlo, muchas veces se requiere de capacitaciones pertinentes en las empresas con el fin de definir y potenciar la imagen laboral correcta en directivos y todo el cuerpo de trabajadores para pulir puntos precisos de la IMAGEN INSTITUCIONAL.

Estos elementos simbolizan parte fundamental de la identidad de una institución, la forma en la que son percibidos los empleados, habla mucho de la forma de trabajo, así como de los intereses y los objetivos de una marca o empresa en específico.

Cada marca atiende necesidades específicas de un cliente y es entonces, cuando debemos pensar cómo a través de lo que use, diga y haga nuestro colaborador, el prospecto aceptará o no convertirse en cliente.

Gracias a nuestra experiencia en imagen corporativa y capacitación en imagen profesional e institucional, nos hemos dado cuenta de algunos “huecos” que se convierten en grandes vacíos de las empresas; y que son los principales responsables de no lograr las ventas estimadas.

Estos vacíos tienen solución, y es trabajar arduamente en tres puntos importantes, que beneficiarán a la comunidad y a la marca, los cuales hemos titulado: “EL ABC de la imagen laboral”; los cuales hacen referencia a:

  • Actitud positiva

Es desear y lograr pensar de manera objetiva y constructiva, anticipando posibles acciones y tener soluciones pertinentes. El equipo necesita destreza, alegría y motivación para siempre dar una buena cara al cliente, trabajar como decimos de manera positiva atrayendo gente positiva y entonces poder cerrar acuerdos de la mejor manera.

  • Buena presentación

Como su nombre lo dice, proyectar adecuadamente conforme a la ocasión, el espacio, tipo de cliente, hora y empresa que lo representa. Con lo que hacemos hincapié a tres características que debemos cuidar:

  • Imagen física
  • Voz
  • Comportamiento
  • Carácter adecuado

Es el conjunto de rasgos o características que determinan la identidad de una persona y en este caso de la empresa, por lo que, para tener un carácter adecuado como menciono, los empleados deberán identificarse con la filosofía de la empresa y así poder transmitirla a la hora de comunicar.

Si tienes una empresa, y notas que los resultados no han sido los que esperas, pon cuidado en el desenvolvimiento y desarrollo profesional de tus colaboradores, los vacíos pueden estar ahí, solo es necesario analizar y acudir con expertos para capacitar y guiar en la gestión del grupo de trabajadores.

¡Ahora puedes compartir este contenido!